Linguafranca

¿Se traduce la Apostilla de La Haya?

Muchas veces los Clientes nos preguntan si es necesario traducir la Apostilla de La Haya. La respuesta es que no es obligatorio porque es un sello internacional, pero casi todo el mundo las traduce porque apenas incrementan el precio de la traducción jurada y sí le dan un aspecto acabado a la traducción jurada.

Además, así nos curamos en salud y evitamos posibles (e injustificables) “pegas” por parte del organismo receptor. De modo que el consejo es: sí, es mejor traducir la apostilla.

También hay casos cuando el apostillamiento se hace a última hora (en el caso de licitaciones internacionales por ejemplo)  y ya no da tiempo a incluir la traducción de la Apostilla.  En este caso, al no ser el hecho de traducir la apostilla obligatorio,   podemos presentar la documentación apostillada  y con su traducción jurada sin más.