Blog

La historia de Lingua Franca Traducciones

nuestra placa 1Se acerca la Navidad y el ambiente parece más apropiado para historias. Le quiero contar una, la de esta empresa. Quizás no sea la historia más interesante, ni de gran suspense, pero es  personal y es verdadera. Así que…

Lingua Franca se fundó en una casa, con un viejo portátil y una gran ilusión por ser la primera empresa de traducción de Almería que iba a ser capaz de trabajar para toda España.

Cuando empezábamos, nadie trabajaba desde casa, era difícil conseguir confianza de los Clientes y más aun siendo de un pueblo agrícola en el sur de España.
Pero seguimos, descubrimos que podíamos proporcionar un gran servicio, sabíamos escuchar y no parábamos de mejorar.
En 2007 abrimos una pequeña oficina en El Ejido, un ex-kiosco de poco más de 20m. donde solo cabía una mesa (¡luego metimos otra!) y un par de sillas.
Hoy tenemos una oficina propia de bastante espacio (que ya se nos está quedando pequeña), somos tres personas trabajando en ella, además de unas 200 Traductores a distancia.

Hoy, a finales de 2013, Lingua Franca Traducciones trabaja con empresas de todas las partes de España, incluyendo empresas del IBEX 35.Pero seguimos convencidos de que cada Cliente, grande o pequeño, es una Persona y en Lingua Franca será tratada como tal.

Feliz fin de diciembre! Felices Fiestas. Lingua Franca estará abierta todos los días que no sean escrictamente festivos (cerramos el 25 de diciembre,  el 1 de enero  y el 6 de enero) para que sus trámites sigan su curso.

Foto de Olga Kulebiakina
Olga Kulebiakina

Gerente de Lingua Franca Traducciones Juradas

Compartir